Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

EDUCACIÓN Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Por: Eduardo R. Thomae

La participación ciudadana esencialmente se relaciona con las “actividades públicas”. La participación ciudadana corresponde a intereses privados (aunque sean colectivos) de la sociedad civil y reconoce intereses públicos, políticos, ante los que apela.



Quien detenta el poder público debe hacerse cargo de la integración de las demandas sociales con el interés general, para que sus actos sean de autoridad. Aún cuando sea difícil determinar el criterio de interés general en un caso concreto, es indudable que en principio debe buscar un respaldo en la conciencia social, a fin de que sea reconocido como expresión de una voluntad general.



La escuela debe conceptuarse como un ámbito propicio para el desarrollo integral de la personalidad del alumno y asimismo para la vivencia de un proceso dinámico de socialización.



Además de un conocimiento significativo de la realidad habrá una progresiva elaboración de un proyecto de vida personal.



Es imprescindible una ética para la convivencia y la construcción de una sociedad sobre valores básicos e irrenunciables para que en medio de la pluralidad y la diversidad podamos identificarnos y convivir democráticamente.



Justicia, solidaridad, libertad, igualdad, tolerancia, respeto, paz, responsabilidad, son los valores con los que debe comprometerse la escuela. Valores universales que constituyen las bases y los mínimos para poder vivir juntos y en armonía, a partir de los cuales se hace posible el arte de aprender a vivir, de poder inventar y elegir nuestra propia forma de vida.



Para el desarrollo de actitudes que propicien una futura participación ciudadana libre y consciente es fundamental la forma de la organización escolar, más que el contenido curricular o la acción particular de algunas personas, directivos o docentes.



Con personas no participativas no habrá diálogo, no habrá comunidad, no será posible el desarrollo democrático.



Una educación para el cambio requiere que los valores de la persona y de la comunidad sean objetivos realmente alcanzables.



Podemos enfatizar que:


  • La participación ciudadana responde a intereses privados, aunque sean colectivos y reconoce intereses públicos y políticos ante los que apela.
  • Una educación para el cambio requiere contacto directo y vivencial con las realidades ambientales que rodean la escuela.

    visitas 1,670 desde 01 de enero de 2003

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar