Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

Analfabetas o analfabetos

Por: José Vitelio García

Pueden ser pequeños pecados, pero a la larga y en cúmulo llegan a significar algo más grande y tal vez indicadores de una deficiente o inadecuada formación e información.




Con bombo y platillo se anunció en días pasados la firma del documento denominado “Compromiso Social por la Calidad de la Educación” mismo que suscribieron los Gobiernos Estatales y el Federal, representantes del Poder Legislativo y de los Trabajadores de la Educación, entre otros actores sociales de la educación.




En el proyecto que tuvimos la oportunidad de analizar, decía que el país en el actual siglo comienza con “una proporción de habitantes analfabetas menor al diez por ciento, la mitad de los cuales son mayores de cincuenta años.”




Como puede advertirse el término analfabetas se refiere a sujetos masculinos. Entonces recordé a mi maestra Doña Eumelia Tello, quien en la Escuela Normal Veracruzana, en alguna ocasión al preguntarle sobre cual era el vocablo correcto nos afirmó categóricamente ¡analfabetos! Corría el año 1956.




Desde entonces para acá ha corrido mucha tinta. Muchos escritos, algunos discursos. Personas conspicuas, otras no tanto, han empleado la palabra analfabeta refiriéndose a un sujeto masculino.




Afortunadamente siempre existen los maestros del idioma, que nos ayudan a salir de dudas. Don Manuel Seco de la Real Academia Española nos dice al respecto, “es frecuente en algunos países de América el empleo de analfabeta como masculino: este hombre es un analfabeta. Es un caso de aparente ultracorrección, como el de autodidacta. Las personas de instrucción mediana creen que la terminación –a- es la que mejor cuadra a estos términos cultos, tomando como modelos poeta, exégeta, suicida, etc. De esta forma se han impuesto en la lengua general muchas absurdas aes como terminaciones de cultismos, que etimológicamente habrían de ser oes.




Otra posible causa de estos usos en el idioma español puede ser, la introducción de algunos de estos cultismos a través del francés, a manos de traductores ignorantes. El francés en efecto transcribe invariablemente como e las desinencias griegas –os y –a, -e, -as, -es. Autómata, estratega, hermafrodita, etc. Mismas que ya están admitidas por la Academia, pero eso no quiere decir que puedan admitirse analfabeta y autodidacta, cuyo uso se limita a algunas regiones y a un sector de personas. Así pues, debe decirse el analfabeto, el autodidacto, reservando las formas en –a para el femenino.




Si usted ve el documento de marras intitulado Compromiso Social por la Calidad de la Educación, por curiosidad vea si el punto dos, denominado la Educación que tenemos, fue corregido, como sugirieron algunas voces, o conservó el error comentado, para perpetuarlo oficialmente.




Al fin que estamos en el cambio, aunque sea para empeorar algunos aspectos de nuestra cultura.

visitas 2,580 desde 01 de enero de 2003

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar