Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

LA ESCUELA COMO ESCENARIO VIVENCIAL DE VALORES

Por: Eduardo R. Thomae

En el análisis de la educación relacionada con el cambio social, encontramos la importancia que en ella tienen los valores políticos considerados como valores referentes al poder.
La escuela, de hecho, propicia una formación que determina en el ciudadano su posición ante los poderes estatales. Puede fomentar la sumisión, la aceptación, el conformismo o puede estimular actitudes de participación, de revisión, de crítica, de inconformismo. “Puede preparar para ejercer el poder o para padecerlo”.



Obviamente, una escuela orientada hacia la formación de ciudadanos para una sociedad auténticamente humana, deberá formar para juzgar el poder y ejercerlo en su caso, con justicia, con criterios determinados por valores como la libertad, la paz, la concordia y la solidaridad.



Por ello, es conveniente considerar que la formación en valores es un proceso normativo que articula dos supuestos contradictorios: la subordinación y la elección voluntaria.



Sabido es que cada norma tiene un contenido específico determinado por la esfera del comportamiento que regula. En este contenido resaltan las referencias axiológicas que orientan y explican las conductas resultantes.



Así, la norma como obligación externa se convierte en vehículo de valores a través de su función y no por el carácter obligatorio de su observancia. Siempre existe la posibilidad de que en el ejercicio de la norma como obligación externa, el valor, finalmente se interiorice y se convierta en motivación personal.



La práctica reiterada configura un comportamiento individual específico y propicia por su reiteración, el hacer propio el valor que implica, de manera consciente, no aleatoria. Este proceso de elección se manifiesta por determinadas preferencias en donde cada individuo recupera y sintetiza las tendencias de la dinámica social y las referencias de una historia familiar e individual.



Conviene tener presente la premisa de que los valores vigentes expresan necesidades que van de acuerdo con las condiciones de existencia en que cada grupo social produce y distribuye su acervo cultural, social y económico.



En este campo cualquier alumno en todo plantel escolar, transita desde la dependencia hasta la autonomía, el hacer por obligación deviene en un hacer por convencimiento, del cumplimiento de la norma pasa a la elección y vivencia de valores.



Casi siempre en un contexto normativo el alumno se forma en valores dentro del ámbito escolar al confrontar la referencia familiar y social más próxima con los valores que la escuela propicia vivencialmente.



La escuela así, deviene en un espacio social donde el individuo reformula su propia jerarquización de valores. Al cambiarla, cuestiona, agrega y fortalece.

visitas 2,524 desde 22 de mayo de 2003

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar