Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

Sentido Común

Por: Magno Manuel

Se va haciendo costumbre que nuestro primer mandatario, Vicente Fox Quezada, aproveche sus inútiles viajes al extranjero para lavar, ante ojos extraños, la ropa sucia de sus pleitos de vecindad en el área doméstica, promoviendo en los foros internacionales la fatuidad de su estéril ejercicio gubernamental.

Loable sería que Don Vicente, en lugar de invertir tan elevados recursos para decirnos desde lejanos países lo que es su letanía cotidiana en el ámbito local, dedicara unas cuantas horas, previo a sus tours internacionales, a informarse sobre la Historia, la Literatura y la Geografía, cuando menos, de los países a visitar y evitar avergonzarnos con su falta de cultura universal; como eso de decir que se encontraba en Praga, capital de Checoslovaquia que no figuraba en su itinerario, cuando estaba en Varsovia, la capital de Polonia. Derrape que se suma al “Borgués” y otras selectas perlas de sus anteriores excursiones.

Otro de los temas preferidos del señor presidente, en gallinero ajeno, es ponderar que antes de su llegada al poder todo era ineficiencia y corrupción y que la transparencia, la rendición de cuentas, el combate a la impunidad y la eficiencia del gobierno que él encabeza, han hecho posible que el país tenga rumbo, repunte la economía y se hayan logrado recuperar un millón de empleos. En fin, que nuestro México es otro y se inventó a partir del año dos mil. Lo cierto es que son muchos los que dicen que estábamos mejor cuando, según Fox, estábamos peor.

Se puede admitir que en los gobiernos del pasado, sobre todo en los últimos lustros, hubo corrupción, abusos de poder, desviaciones ideológicas y vicios en el manejo gubernamental, pero no es verdad que el nuevo gobierno sea eficiente ni honesto. Sobre todo, nuestro tristemente célebre mandatario no ha tenido elementos para demostrar su inocencia del comportamiento ilícito en que han incurrido él mismo y su equipo de selectos colaboradores, empezando por su conducta delincuencial para llegar al mandato presidencial aceptando dinero de oscura procedencia, como fue resuelto por las instancias jurídicas. A ello puede agregarse el tráfico de influencias y la utilización de recursos públicos para capitalizar la sospechosa fundación privada que preside su mujer. También debe considerarse corrupto el hecho de que el actual jefe del país haya dilapidado estérilmente cerca de seis mil millones de pesos en gasto corriente, es decir, viajes, viáticos, vestuario de la mal llamada pareja presidencial, toallas, “asesores”, edecanes, modeladores de imagen, publicidad, Etc., y que superan los cinco mil doscientos millones de pesos que Zedillo gastó en este rubro durante todo el sexenio.

Bajo este contexto, resulta una verdadera falacia asegurar que la economía del país se mantenga estable como consecuencia de la eficiencia administrativa, sobre todo, cuando mas de cuatro millones de mexicanos en edad productiva han emigrado a los Estados Unidos para ganar el pan que les ha negado el gobierno del PAN; pues nadie ignora que es el flujo de divisas correspondiente a este esfuerzo, así como el aumento en los precios del petróleo, lo que mantiene a flote las finanzas nacionales, no el supuestamente asertivo manejo de la economía por parte del gobierno.

Algo que debe reconocerse, es que a pesar de los errores que se le quieran señalar a los gobiernos priístas, durante su prolongado mandato si hubo funcionarios inteligentes, capaces, responsables y honestos, comprometidos con la Nación, que se preocuparon por crear y estructurar instituciones sólidas para apoyar el desarrollo del país, sin las cuales no hubiéramos podido soportar la eventualidad, así lo esperamos, de un pésimo gobierno como el que hoy padecemos.

visitas 1,583 desde 29 de mayo de 2004

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar