Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

Las brujeadas

Por: Roberto Williams García

Semblanzas y perspectivas de los Congresos de Brujos



Una noche de marzo el cielo, las estrellas, en las montañas
tuxtecas, se engalanaron con las túnicas del misterio. Al aire lo movían voces,
la atmósfera evocaba otros mundos, parecía que todo rumbo estaba habitado con la
presencia de seres invisibles e inmediatos. Eso se sentía hace unos veinticinco
años. Momentos de misterio que estamos obligados a reseñarlos de manera escueta
para que no se vuelvan polvos a causa del olvido. Santiago Tuxtla era el centro
rector del congreso que se convocaba. Muchas personas llegaron procedentes de
varias y diversas latitudes; llegaban en busca de individuos que pudieran
mostrarles nuevos caminos y resolver sus íntimas inquietudes. Gente atraída por
el anuncio de ritos mágicos a cargo de los llamados curanderos. Del grupo
cautivado nos desprendimos los enterados para ir a observar una iniciación por
celebrarse esa noche. Guiados por un curandero bajamos por una barranca y
entramos a una cueva donde tendría efecto el acto. En lo oscuro de la cueva el
discípulo recibió el aleteo de una paloma surgida repentinamente. Su presencia
anunciaba la dedicación del consagrado para realizar rituales blancos en
contraste de los tratantes con lo demoníaco, ya que en la región se hablaba de
otros curanderos en trato con lo demoníaco. De esta iniciación pocos fueron
testigos. La gente  recién llegada ignoraba la distinción entre magia blanca y
negra Lo que le importaba era entrar en contacto con los individuos  que dicen
tener trato con lo intangible.


 Muchos viajeros logran consultas en el poblado de Santiago
Tuxtla. Otros se encuentran en Catemaco, pueblo al borde de grandioso lago en
cuyas proximidades se eleva el Mono Blanco el cual es visitado en sus laderas
por quienes se atreven a acompañar al brujo que se comunica con el Innombrable.
Quienes prefieren el día visitan en San Andrés altares donde se practican
limpias y se toma “la contra”.


 En Santiago, sede del Congreso de Ritos, Ceremonias y
Artesanías Mágicas los visitantes merodean en la plaza pública cubierta con
tiendas llenas de baratijas, amuletos y productos variados; destaca el stand de
una empresa inglesa dedicada al estudio del stress en el cual sobresalen
aparatos especiales. Activo se muestra Fernando  Bustamante director del Museo
Tuxteco en cuya planta alta se celebran pláticas y conferencias provocadoras de
polémicas en torno a la negación o existencia de los llamados brujos.
Discusiones sin fin. Estentórea participación del investigador español  Frexeido
involucrado en la explicación del significado de los ovnis. Muchas teorías se
escuchan en torno a las nuevas técnicas de espionaje, basadas en la brujería. Es
de lamentar que no se hubiese logrado reunir testimonios de la presencia y
actuación de los participantes, pues habría un archivo de antecedentes. El acto
se esfumó, y de él tratamos de memorizar residuos.


 Hace veinticinco años brotó la magia subyacente, la magia
de la cual siempre está impregnado al ámbito tuxteco. Y esa magia tuvo expresión
en el espacio, al aire libre del Museo Tuxteco, teatro de eventos 
protagonizados  por  curanderas de turbante que se sienten manejadoras de
energías. Cargas de energías a través de armazones en forma de pirámides. En la
explanada del Museo causan admiración los actos de hipnotismo que también se
escenifican ante el público nocturno congregado en las plazas, en noches
serenas. Ambiente de feria, de una feria especial:

La del tratamiento con lo sobrenatural.


 Si señores y señoras, ha transcurrido casi un cuarto de
siglo. En l981 fue la tercera y última edición del Congreso de Ritos,
Ceremonias, y Artesanías Mágicas promovido por la Dirección de Turismo del
Gobierno del Estado de Veracruz  a carago del  licenciado Licio Lagos. Ha
quedado en  el recuerdo un  congreso llamado popularmente  de Brujos  que
 atrajo la atención nacional. Fue un congreso de  avanzada, respuesta abierta.,
de apertura  a las inquietudes de  la conducta humana. Mucha gente   manifestaba
la necesidad de encontrar atención a sus problemas íntimos, a la liberación de 
presiones y depresiones, Problemas al margen de la medicina científica,
búsqueda  para solucionar problemas íntimos discretos. Congreso abierto a la 
necesidad de buscar alivio a cuitas sentimentales. Lo oculto se explayaba. Esa
fue la expresión del Congreso. El Congreso empezó a abrir las ventanas de las
consultas ocultas que ahora se manifiestan públicas a través de las ofertas
presentes en las pantallas de la televisión mexicana y extranjeras. En algunos
de estos actos mágicos pudiera asomar la charlatanería, asunto de valoración
cultural relativa  pero  nunca será charlatanería  pedir protección para los
propios caminos.


A orillas del deslumbrante lago de Catemaco se lee el
presente testimonio que corresponde a parte de nuestra actividad en los
congresos rituales de l979, l980 y l981 en los cuales participamos con los
amigos arriba mencionados. Constancia de viejo  momento que ahora en ese año
2006 se reaviva. Que la inspiración acompañe a los organizadores de esta nueva
edición de congresos precedentes. EL ambiente mágico de Catemaco es propicio, es
inspirador y le respalda a usted señor alcalde Sergio Cadena Martínez.

visitas 1,825 desde 08 de marzo de 2006

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar