Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

IN MEMORIAM

A los 77 años falleció Luis García San Miguel, catedrático emérito de la Universidad de Alcalá, largos años decano de la Facultad de Derecho, hombre sabio y “en el buen sentido de la palabra, bueno” (Ignacio Sotelo).

Por: José Vitelio García

Tardíamente me enteré. Dejó de existir el 17 de diciembre del 2006. Aún escuché su voz en un telefonema recibido a través de un móvil, aquí en
Coatepec. El se reportó desde Madrid, a finales del mes de octubre, porque a mi paso por esa ciudad, procedente de Salamanca y antes de regresar a México,
traté de saludarlo personalmente.

Hacía ya dos años, que le había visto y amistosamente me había invitado a
degustar una buena comida española. Siempre que yo pasaba por Madrid, lo
hacía.



Él fue mi maestro en los cursos de postgrado en la maestría de Sociología de
la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Corría el año de
1969. Ahí lo escuché abordar con clara dicción y voz firme las explicaciones
temáticas de textos en aquella época novedosos. Siempre me asombró la
facilidad con la que, como académico español, manejaba una bibliografía
desconocida para nosotros los mexicanos. La lógica de la investigación
social
de Quentín Gibson, La estructura social de Francisco Sánchez
López, El conflicto de las clases sociales en la sociedad industrial de
Ralf Dahrendorf y otros más. Con él aprendí a visualizar nuevos ángulos de la
Sociología.



Posteriormente él me avaló para realizar mis estudios de doctorado en la
Universidad Complutense de Madrid. Gracias a sus gestiones obtuve la
autorización firmada por el Decano Luis González Seara, para “realizar todo
tipo de investigaciones dentro de la Facultad de Ciencias Políticas y
Sociología, así como para utilizar todos los fondos de la Biblioteca y
Seminarios de dicha Facultad”.

Por aquella época Luis García San Miguel desempeñaba el cargo de director del
Instituto de Estudios Europeos.



Allá por el año de 1975, me permitió presentar en conferencia el tema
“Panorama socio-político de México”, ante un grupo de universitarios en las
instalaciones del Instituto de Técnicas Sociales de Madrid. Ahí conocí a José
Luis Tezanos, a Luis Díaz, entre otros.

Siempre mantuvimos una comunicación epistolar, sino abundante, si diría yo,
esencializada.



Aquí en nuestro país, nos apoyó a un grupo de profesionistas, para que
formáramos el Colegio de Sociólogos de México, participando él como integrante
del Consejo Consultivo de esa asociación civil, junto con Rodolfo Stavenhagen,
Pablo González Casanova, Enrique Valencia, Roger Díaz de Cossío y Ricardo
Pozas Arciniega, todos ellos conspicuos académicos de las ciencias sociales.



Contribuyó con los originales de su obra “La revolución detenida” misma que se
publicó en 1980 por la Universidad de Colima. Seguramente en alguna biblioteca
de México existirá algún ejemplar de ese original ensayo socio-político.



A mi paso por la Dirección General del Centro Regional de Educación
Fundamental para América Latina (CREFAL) aceptó participar en la Reunión
Internacional de Egresados de esa institución, con una documentada conferencia
sobre el “Proceso de Transición Política en España”. Era el año de 1996.



Posteriormente, ya como Decano de la Facultad de derecho, de la Universidad de
Alcalá de Henares, me permitió abordar en conferencia ante los jóvenes
estudiantes de esa institución universitaria, el tema “Educación Básica en
México. Un ensayo de diagnóstico”. Corría el año 2003.



Después lo ví, personalmente, hace dos años. Lo escuché aún, hace medio año.



En Internet, Wikipedia lo
consigna como jurista, catedrático de Filosofía del Derecho. De convicciones
democráticas, vió bloqueado el camino hacia la cátedra durante el
tardofranquismo, algo común en aquella época y previsible tras sus
publicaciones “Notas para una crítica de la razón jurídica” y “La sociedad
autogestionada: una utopía democrática”, entre otras.

Nacido en Oviedo en 1929, obtendría el Doctorado en Derecho por la Universidad
de su ciudad natal. Después obtuvo la Licenciatura en Filosofía, esta vez en
Madrid y el Diplomado en Estudios Europeos por la Universidad alemana del
Sarre. A partir de 1987 fue decano de la Facultad de Derecho de la Universidad
de Alcalá puesto que desempeñaría durante 12 años. Cuando falleció, llevaba
siete como profesor emérito en la misma facultad.



Por el beneficio académico que prohijó para España, para su provincia Asturias
y para México y sus amigos universitarios, sólo nos queda recordarle con el
entusiasmo que siempre le caracterizó. Descanse en paz.

visitas 724 desde 13 de junio de 2007

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar