Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

¿Una ciencia social sin límites?

Por: José Vitelio García

                 Augusto Comte creador de la Sociología, siempre albergó en su planteamiento sobre esta ciencia social un papel de primer orden, importante porque venía a cubrir todas las interacciones cuyas resultantes devenían en los diversos productos del hacer humano. De esta forma una ciencia cuasi enciclopédica se situaba en  una posición preeminente con respecto a las demás.


 


                 Es explicable la inquietud de los estudiantes de sociología quienes trabajan activamente en la organización de su decimosexto encuentro nacional, próximo a realizarse a principios del  mes de mayo en la Facultad de Sociología, dentro del Area de Humanidades de la Universidad Veracruzana, en Xalapa.   


 


                 En este evento se advierte, tal vez como objetivo primordial el debate sobre los alcances de la sociología en cuanto a las relaciones académicas que establece con otras disciplinas en las que se apoya para llegar al conocimiento científico y para la comprensión de los fenómenos sociales que analiza.


 


                 La temática que se planteará, se discutirá y se analizará en las diversas mesas de trabajo es por principio interesante y motivadora, ya que refleja el afán de las nuevas generaciones por visualizar a través de una nueva óptica, actual e innovadora, muchos temas cuyos análisis se han desvirtuado y enrarecido en otras épocas por  intereses parciales y conservadores.


 


                 En el rubro Ambiente y Sociedad habrá planteamientos que induzcan a examinar  que tan grave es el deterioro que el conjunto humano causa a su entorno, cómo en aras de un falso progreso se sostienen discursos que justifican actividades industriales que en mayor o menor grado envenenan el agua y la tierra que nos rodean y de las cuales obtenemos el sustento cotidiano. Por qué algunos analistas ven en la expresión “desarrollo sustentable” un oximoro que encierra  la más grave agresión al ambiente y que se presenta como un eufemismo que es manejado por grupos de poder con influencia en las decisiones político-económicas.


 


                 En otro renglón, se pondrá a debate el sentido de la particularización o de la generalización de  fenómenos culturales tales como las cosmovisiones, las ideologías, los sistemas de creencias, las pautas de interacción, entre otros. Cómo su persistencia  o su extinción, su exaltación  o  su adaptación pueden llevar a los grupos humanos a  un futuro de supervivencia o de desaparición como tales.


 


                 En el tema de la sexualidad, ante la cada vez más evidente expresión libre que acompaña a los cambios en esta vivencia , con una determinante biológica y otra socio-cultural, se advertirá como una ha predominado sobre la otra, según los tiempos históricos y ha aherrojado la conducta de una parte no despreciable de la sociedad. Parafraseando las ideas de Michel Foucault, tanto en el espacio social como en  el hogareño, la sexualidad admitida ha sido la utilitaria y fecunda, cuyo centro ha sido la alcoba de los padres, lo demás debe ignorarse y desaparecer, “ la conveniencia de las actitudes esquiva los cuerpos, la decencia de las palabras blanquea los discursos”. Quien no ejerce su sexualidad, en esa concepción victoriana y si insiste en vivir a su manera y se muestra demasiado, vira a  lo anormal, recibirá la condición de tal  y deberá pagar las correspondientes sanciones. En busca de un nuevo sistema sexo-género habrá que superar el conformismo de Freud, las funciones de normalización del psicoanálisis, la tibieza de los arrebatos de Reich y los dudosos efectos de integración manejados por la “ciencia”.


 


                 En el campo de la política se pondrá en la mesa de debate, la evidente crisis actual, cuyas causas pueden ser la incapacidad por ignorancia, de los más elementales principios de convivencia y conducción desde una comunidad local hasta una nacional, o por indiferencia que sea la faz que esconda intereses mezquinos, de grupo o de secta y a lo peor de mafias. Se analizará cómo en algunos casos la autarquía, la prepotencia de algunos niveles de gobierno  necesitan como lo asienta Montesquieu   otro poder que los contrarreste y los controle. También en el afán de encontrar un camino hacia una verdadera democracia,  propiciatoria  del progreso dentro de un equilibrio económico que sustente el verdadero desarrollo social, habrá que desechar aberraciones y desbaratar sofismas que conciben a  la política como una especie de mercadotecnia o  justifican y admiten que si el pueblo democráticamente pide una dictadura, habrá que aceptarla inexorablemente. Es inconcebible la existencia de partidos políticos que basan su campaña proselitista  en el pregón de la pena de muerte o en la reinstauración de la reelección para determinados niveles de gobierno. Parece que según concepción de algunos aprendices de política, no  bastó la sangre de un millón de mexicanos, costo humano de la última revolución .


 


                 En el área del trabajo aún existen  criterios de darwinismo social, en donde el más débil es arrasado y pulverizado inexorablemente, tanto a nivel empresarial como en la relación patrono-laboral. Ahora más que nunca los aciertos del análisis marxista son evidentes en una realidad, que si persiste llevará a situaciones de desequilibrio social, a un punto de anomia en donde cada vez sea mayor el número de normas y principios de convivencia que se vayan infringiendo, situación que arrastraría a un desequilibrio de consecuencias funestas. Las prácticas y estrategias del mundo laboral deberán humanizarse para poder sobrevivir como grupo nacional con su propia identidad.


 


                 Por otra parte, la ruralidad en México ha tenido distinto contexto político económico y social, según la etapa histórica que se ha vivido. Todavía en 1969 uno de los pocos textos intitulados como Sociología Rural consignaba la existencia de un mundo rural en México, equivalente al 50% de su población, ahora evidentemente esta proporción ha disminuido notablemente y sobre el agro ya depauperizado, se han cebado todos los males concebibles. Baja escolaridad, fanatismo, insalubridad, pocos servicios, bajos precios a sus productos y otras circunstancias de atropello y marginación que sería largo enumerar. Algunos esfuerzos por contrarrestar estas deficiencias no han sido suficientes y en otros casos se han desviado a favor de pequeños grupos de poder local. El campo aportó a la mayoría de los muertos en la última revolución, pero a su sacrificio no ha correspondido un beneficio de magnitud


correspondiente. Aún sigue sacrificado, con los magros conocimientos y con el deseo de una vida mejor, gran parte del campesinado ha emigrado de lo  rural a lo urbano, a otras regiones del país y a otros países. Decrece y empobrece, habrá que recordar que de ahí surgieron las infanterías revolucionarias. Habrá que interpretar y entender su ámbito para propiciar su mejoría.


 


                 También se discutirá sobre ámbitos que rebasan el enfoque nacional y que nos llevan a considerar como área común en raíces culturales a la región geográfica del continente americano, comprendida desde el Río Bravo hasta la Patagonia. México con una vocación internacional fraterna,  ha tenido políticos pensadores sobre un futuro deseable para este subcontinente. José Vasconcelos por ejemplo con su concepción de una educación mas culturizante sobre las bases de una herencia iberoamericana como contrapeso a una cultura angloamericana, su ideal de una Universidad con cobertura simbólicamente representada por una ave bicéfala que evoca al cóndor de los Andes y al águila Mesoamericana. La reflexión sobre la necesidad de una descolonización teórica que nos libere de influencias que empobrecen nuestro idioma, nuestras artes, nuestros enfoques científicos y otros muchos aspectos que diluyen nuestra personalidad nacional, serán motivo de análisis y discusión.


 


 


                 En fin, este esfuerzo netamente estudiantil, de los Aprendices de Sociólogo en donde se llama a dialogar, reflexionar y discutir sobre temas que colocan a la Sociología, por su multidisciplinariedad, como una ciencia sin límites, vale la pena y justifica el acompañarles, ya que se desarrollará en nuestra entidad y en nuestra Universidad.                


                


 


                 


 

visitas 1,676 desde 19 de febrero de 2010

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar