Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

Balance académico

Por: José Vitelio García

Después de haber concluido una experiencia educativa, con algún grupo escolar, quienes hemos tenido la oportunidad de convivir en ese ámbito con las nuevas generaciones, debemos hacer un balance en donde se advierta no sólo aquello positivo, sino también lo que se haya detectado como circunstancias que deben corregirse.

Las calificaciones son desde luego para aplicarse a los integrantes de un grupo escolar. Todos pasarán  oscilando su asignación numérica entre un seis y un diez.

    Conviene resaltar que hay ciertas inercias establecidas en la conducta de algunos alumnos, que siempre convendrá considerar como aspectos susceptibles a enmendar:
  • Pocos recursos para concatenar ideas y para integrar argumentos que muestren la posibilidad de una mente bien ordenada.
  • Débil hábito de práctica lectora sobre textos seleccionados en torno a un tema acotado.
  • Poca práctica en la tarea delimitadora de un tema factible de investigación.
  • Capacidad restringida para interpretar o sintetizar ideas importantes de investigadores y teóricos sobre algunos temas.
  • Tentación a transladar grandes párrafos y hasta páginas completas de textos escritos tomados de Internet para adosarlos a los informes que se supone deben ser propios.
  • Temor a exponer ante sus compañeros el desconocimiento conceptual de algunas ideas básicas en el diseño y en las técnicas de investigación.

Ante lo anterior, nos atrevemos a sugerir como medidas deseables a objetivar en el desarrollo de un curso:
* Integración de un conceptuario básico para manejar temas como: Método científico, ordenación de proposiciones subordinadas según su diverso grado de generalidad, proceso de operación de lo teórico a lo operativo. Todo lo anterior en relación a un tema o problema de investigación que el propio alumno plantee.
Discernimiento de un tema que sea de interés para el alumno, dentro de
su disciplina social y tendente a su titulación como un especialista a nivel licenciatura. Todo como resultante de un lógico y constante cuestionamiento sobre sus primeros planteamientos temáticos.
* Revisión de los aspectos básicos de expresión y redacción tendentes a una escritura coherente y llana que facilite el abordaje de su tema de investigación.

Una propuesta que tal vez sea adecuada para elaborar un protocolo de investigación, podría considerar puntos como los siguientes:

1.- Delimitación del tema o problema de investigación.
2.- Objetivos que se persiguen.
3.- Hipótesis (cuando proceda).
4.- Marco teórico o referencial.

Seguramente nuestro lector ya habrá advertido que nos referimos a un grupo de nivel superior, con estudiantes de nivel licenciatura.

Sin embargo, aún en ellos advertimos algunos errores en la redacción de sus informes:
1.- Problemas con la acentuación ortográfica.
Falta de acentos o acentuación equivocada.

2.- Inadecuado manejo de las preposiciones.
Correcto: En base a, con base en.
Incorrecto: Con base a .

3.- Uso de expresiones incorrectas, por ejemplo:
La sandez “y/o” que procede del inglés como una coordinación de coordinadores.

El grupo conjuntivo “y/o” es posible en inglés pero no en castellano.

El valor semántico de “y” es combinatorio, el de “o” es alternativoo disyuntivo. Por lo mismo se excluyen.


4.- Incorrecto uso del verbo haber, cuando no es auxiliar.
Debe decirse: Había muchos asistentes, hubo varios reprobados.
No debe decirse: Habían muchos asistentes, hubieron varios reprobados.

5.- Desconocimiento del significado correcto de algunos vocablos y en consecuencia uso inadecuado de los mismos.

Hasta aquí algunas cavilaciones en torno a esta experiencia educativa que pretendió ser Diseño y técnicas de investigación.

visitas 1,890 desde 19 de febrero de 2010

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar