Vitaelius

!Voz Veracruzana en Internet!

Dr. José Vitelio García Maldonado

¿Hacia un mundo feliz?

Sociología - Una Utopía

Por: José Vitelio Garcia

Signos hay en nuestro tiempo que nos permiten interrogarnos si avanzamos más rápido de lo que pensamos hacia el utópico mundo descrito por Aldous Huxley en su novela ya famosa, publicada en 1932.

Un aspecto que anticipa en ese “Nuevo mundo valiente”, también conocido como Un mundo feliz, es el desarrollo en tecnología reproductiva, cultivos humanos e hipnopedia que, combinados, transforman a la sociedad.

Con esas causas condicionantes se alcanza una humanidad desenfadada, saludable y avanzada tecnológicamente, en la cual se han erradicado la guerra y la pobreza, y todos son ostensiblemente felices.
En contraparte algunas cosas han desaparecido, como la familia y la diversidad cultural. Por otro lado ya no preocuparán, ni ocuparán la mente del hombre, el arte, la ciencia, la literatura, la religión y la filosofía.
En ese estado mundial, las personas son incubadas y predestinadas desde que nacen para pertenecer a diferentes castas: Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones. Cada casta está destinada a realizar ciertas tareas. Los Alfas son la casta superior, por lo que realizan los trabajos que requieren de más inteligencia, mientras que los Epsilones realizan los trabajos más duros y arduos.
A pesar de esas circunstancias, el mundo es feliz porque todos los niños provienen de embriones cultivados en laboratorio y el destino de cada individuo es determinado mucho antes de su nacimiento. A los pequeños se les somete a la hipnopedia, ya que mientras duermen por un ingenioso sistema acústico se les va convenciendo de las ventajas de pertenecer a esa sociedad.
En el desarrollo personal de los integrantes de ese grupo humano se eliminan los conceptos de enamoramiento y seducción en la adolescencia y de noviazgos y compromisos sentimentales en la madurez, de esa manera se va extirpando radicalmente la idea de crear una familia estable y como consecuencia el riesgo de integrar un nicho propiciatorio de todos los traumas y complejos que abruman la vida del adulto.
En caso de que algún ciudadano se sienta mal en ese nuevo orden, tiene a su disposición el “soma”, que es una droga entregada por el Estado y que hace a sus consumidores sentirse embargados por una sensación de plena felicidad.
Esta obra que por su temática ya se considera clásica, tal vez nos permita ubicar algunos acontecimientos que han sido noticia en estos últimos meses.
En la India, una mujer de 70 años ha podido ser madre gracias a un proceso de fertilidad asistida. Famoso ídolo juvenil, cantante de música pop ha logrado su sueño de ser padre de dos hermosos vástagos, sin las complicaciones de un romance, ni de los riesgos de la vivencia conyugal. Ahora ya no nos sorprende la noticia de que a partir de dos células tomadas de una persona, independientemente de su sexo, se ha logrado derivar los dos gametos sexuales, óvulo y espermatozoide, pudiendo crearse nuevos individuos con carga genética completa, igual a la del donante.
También no puede ignorarse que en la actualidad es factible manejar la estructura genética de un nuevo ser, para que no herede de sus padres propensiones a ciertos padecimientos de salud en su vida adulta.

En México ya existen alrededor de 80 clínicas de atención al proceso de reproducción asistida (entre buenas y malas). El mundo empieza a cambiar sobre la base primordial de dos revoluciones, una en la informática y otra en la genética. ¿Será hacia un estadio de plena felicidad?

visitas 133 desde 28 de febrero de 2017

Copyright © 2017 Vitaelius.com | CSS and XHTML | Powered by Condominioweb.net | Buscar